miércoles, 22 de mayo de 2013

Haz hablar a tu Currículum Vitae


Publicado en "La Ruta del Empleo" 
16 de Marzo de 2013

Es verdad, que las nuevas tecnologías están siendo uno de los canales de búsqueda de empleo y reclutamiento de personas que más impulso están tomando en el mundo laboral, pero es igualmente cierto, que el currículum vitae -CV, en adelante- es la herramienta más utilizada para presentar nuestra candidatura a empresas. Además, es crucial, porque de lo que se desprenda de su lectura conseguiré el éxito para acceder a esa deseada y merecida entrevista de trabajo. Por lo tanto, y hasta que no consigamos trasladar, en persona, lo que somos capaces de hacer, tenemos que hacer hablar a nuestro CV por nosotros. Mi mensaje tiene que provocar el interés, la curiosidad y conseguir centrar la atención de nuestro destinatario. ¿Cómo? Tenemos que conseguir, por lo tanto, aumentar la capacidad de comunicación de nuestro currículum. Algunas ideas:

- Utiliza el "deconstructivismo": El Curriculum Vitae siempre ha sido presentado como un documento estructurado, con unas secciones bien diferenciadas y ordenadas. Datos personales, formación, experiencia... ¿os acordáis de la tortilla de patatas "deconstructiva" de Ferran Adrià. Los ingredientes de la tortilla no cambian, huevos, patatas, aceite de oliva, pero si utilizamos estos ingredientes de forma distinta, huevo pulverizado, extracto de aceite y puré de patata, habremos conseguido hacer una tortilla innovadora, diferente. Una nueva estructura de mi currículum, adaptado al puesto, con los ingredientes de siempre utilizados de manera innovadora.

-Cuida la comunicación no verbal de tu currículum: es decir su impacto visual. Diseño, presentación de contenidos, color, limpieza, claridad, orden, originalidad, tipo y tamaño de letra, imágenes, fondos, subrayado, negrita. Hoy en día hay muchas aplicaciones gratuitas que te ayudarán a incorporar este valor a tu candidatura. Selecciona con esmero la foto que quieras incorporar, ya sabes que la primera impresión cuenta. Cuando uno mismo se empieza a aburrir del aspecto de su propio currículum, malo. 

-Vigila y revisa la comunicación escrita de tu currículum: una falta de ortografía en el currículum es un flaco favor a uno mismo. Reconozco que no todos tenemos el mismo talento en nuestra capacidad de redacción, pero con un poco de esfuerzo podrás  concretar en pocas palabras lo que quieres decir, utilizando palabras clave y destacando aquello que consideras más relevante hacer saber a tu empleador. A veces, no se trata de enumerar una tras otra las funciones del puesto que desempeñaste, potencia mejor tus competencias, tus habilidades, los logros que llegaste a alcanzar, tus éxitos, aquello que dice de ti lo bien que haces tu trabajo. No buscan a personas que hacen lo de siempre, buscan a personas que les pueden aportar valor, que hacen las cosas de diferente manera obteniendo resultados distintos. 

- Lo breve si bueno dos veces bueno, no te extiendas en tu candidatura más allá de dos folios si estás preparando lo que yo llamo un CV 1.0. -es decir, currículum en papel-. Los estudios nos confirman que las personas reclutadoras invierten entre 10 y 30 segundos en leer un CV. Si esto es así, y hemos presentado el Quijote ¿en qué página dejarán de leer?. Tampoco conviene presentar un currículum como una descripción continúa, sin estructura o "destructura" y siendo conscientes de que mis últimos logros profesionales y mi última empresa van a centrar gran parte de su atención. ¿Por qué busco trabajo o cambiar de trabajo?¿Por qué finalizó mi anterior relación laboral?¿qué hago ahora? Preguntas, además, de lo más recurrente en las entrevistas de selección.

Tengamos en cuenta que no sólo vemos y leemos el Curriculum, nos hacemos una imagen de la persona, porque Mi CV soy YO, de modo que !hazlo hablar!

María José Muñoz Estepa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada