jueves, 23 de mayo de 2013

Eres mucho más que el título de tu profesión

Publicando en "La Ruta del Empleo" 3 de Mayo de 2013

En una oferta de empleo, el 60% de su contenido se destina a detallar los requisitos del profesional que se requiere, el 15% para especificar la titulación académica y la experiencia laboral, el 24% restante para introducir aquellas palabras clave que definitivamente nos llevan o no a presentarnos a la oferta, disponibilidad, horario, salario, funciones y el 1% se destina a la denominación del puesto. Por eso, te voy a demostrar que eres mucho más que el título de tu profesión.

Es curioso que cuando nos presentan profesionalmente, la cuestión se reduce al título de nuestra profesión, el médico, el arquitecto, la profesora de inglés !Y con eso lo hemos dicho todo! Pues hay mucho detrás de esas palabras. Yo siempre digo que entre lo que estudiamos y lo que ejercemos hay un trecho, y que entre la denominación del puesto y las cosas que somos capaces de hacer hay otro. En este mundo laboral 2.0. 



¿cómo puedo utilizar las herramientas a mi alcance para demostrar que soy mucho más que el título de mi profesión?

Tú nombre es mucho más importante que el título de tu profesión. Cuando las empresas te buscan, quieren saber más sobre tu CV Social (reputación, actividad y conexiones) precisamente aquello que no les has contando en el papel. Lo van a encontrar buscándote por nombre y apellidos. Las tarjetas de visita, las de toda la vida, siguen teniendo como eje central de venta nuestro nombre y apellidos y ahora también nuestro nick en twitter y perfil de facebook.

Yo soy capaz de...poner en marcha proyectos de intervención sociocomunitaria en zonas de transformación social, elaboro programas de animación infantil y planifico actividades para la escuela de verano, doy clases de español a senegaleses y me coordino con la administración para que la Jornada sobre Medición Intercultural salga adelante...es decir, soy mucho más que una Mediadora Intercultural. El otro día escuchaba que cuando en casa no saben muy bien a qué te dedicas, es que vas por buen camino, no todas nuestras actividades profesionales tienen la plantilla ideal que las define, ni la denominación perfecta que las identifica. Somos capaces de hacer muchas cosas distintas, en entornos cambiantes y a velocidad de vértigo, no lo dudes.

Decir que eres abogado, cocinero o Formador, no presupone tu competencia para el puesto. Sólo confirma que te consideras un profesional del sector. ¿Qué puedes contar que demuestre que sabes de lo que hablas? Si habiéndote buscado por nombre y apellidos encuentro tu blog profesional sobre recetas mediterráneas y me engancho viendo tu último video sobre preparación de la paella valenciana en Floqq vamos en ruta.

Cree en ti mismo, porque tener más apellidos profesionales no es sinónimo de saber más y mejor. Hoy en día no te buscarán por saber qué eres, sino por lo que sabes hacer bien. Redactar una mini biografía que te ayude a presentarte es un ejercicio ideal para esta reflexión. ¿Cómo te presentarías al mundo? Aplicaciones como Linkedin, a través del extracto, About.me, como fantástica tarjeta de presentación 2.0. e incluso la minioBIO de Twitter de cada perfil de usuario, dónde en menos de 160 caracteres debes describirte a ti mismo, son prueba de esto (50 bios de Twitter originales y divertidas)

Y esto es sólo el principio de nuestro crecimiento profesional, porque aunque a veces la pregunta se reduzca al ¿tú que eres? Recuerda, eres capaz de hacer muchas cosas, mucho más que el título de tu profesión. Más allá de quién eres, y cómo eres estará el que llegarás a ser, yo te digo que mucho más de lo que piensas.

María José Muñoz Estepa @mariaj_munoz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada